Cinco siglos igual – éste es en español

https://www.youtube.com/watch?v=N_juOSgR_oE

Quisiera poder hablar de los logros de la semana, poder decir que hemos tenido triunfos constantes de la justicia y de los derechos de los pobres, de los marginados, de las viudas y los huérfanos, que los que menos tienen están luchando contra aquéllos que los oprimen… hoy estuve llamando a votantes en Puerto Rico, en las Islas Vírgenes, y en California, siempre haciendo llamadas en español a los que se quedan fuera de la ecuación, pero muchos ni conocen a mi candidato, o se molestan porque no les interesa el proceso político…

Vengo agotada de semanas como guardaespalda de una anciana amada, que cumplió 83 años de edad hace un mes, más o menos, esposa durante 29 años de un hombre algo pudiente, que ahora la ha dejado prácticamente en la calle.  Vengo agotada de orar rosario tras rosario, de traerle comida y de abrazarla, y de tratar de ayudarla con los quehaceres diarios de su vida.  Me cuenta que aunque el marido fue machista y abusivo, era su viejo; ella lo quiso y lo cuidó siempre, incluso en su última enfermedad. Cuando murió, se sintió huérfana de nuevo…el flan del cumpleaños

Los hijastros incluso le han pagado a una vecina, una supuesta “amiga” que reportaba cuanto ocurría en la casa… Y mi amiga y protegida, que todavía se preocupa de su apariencia con su peluca bien afianzada, si bien le duele todo y le cuesta caminar, siempre tiene síntomas extraños, no duerme bien, le duelen los riñones, pero el hospital Kaiser le ha estado recetando una medicina con muchas contraindicaciones, y no parece que nunca hayan revisado los síntomas ni las quejas.  Después de todo, Kaiser es otro síntoma de la enfermedad del capitalismo: atención médica solamente si usted tiene dinero y si sabe quejarse…

Cuando murió mi marido quise ponerles una demanda, y me di cuenta de que aunque sacara dinero me iba a pasar uno, dos o tres años simplemente llorando, de duelo y de rabia… Y estos días parece que lloro más de la cuenta.  En nuestro trabajo en el South Hayward Parish, una asociación de iglesias y una sinagoga, tenemos a nuestro ciudado a las familias que duermen en sus automóviles, y a los que vienen a ducharse, a razón de 20 duchas diarias, 4 días a la semana, y los que acuden a mi consultorio porque los están desalojando o los van a deportar, o por un sinnúmero de razones.

Mañana o pasado les cuento de nuestra reunión anual del sábado; fue bonita, hubo buena asistencia, cantamos y comimos y discutimos cómo salvaremos al mundo, pero hoy tengo a los niños en la mente, y a mi anciana.  Tengo que regresar a dormir en su casa, con Lucas el perro, y junto con nosotros estará el recuerdo de la familia con la bebé de 4 meses, a la que la madre le da pecho en el asiento trasero, con cortinas para la privacidad… o los viejitos que se conocieron en nuestro asilo y ahora se acompañan.  Como dijera nuestra directora de toda la vida, otra señora mayor con unas agallas inmensas, en la ciudad donde vivo, el ser pobre es un crimen.  Claro que pensar que la elección de Bernie pudiera cambiarlo todo es engañarnos, pero verlo en esa vida de hombre bueno y decente que ha luchado toda una vida por todos estos hombres, mujeres y niños, me da una esperanza que por un ratito aunque sea, me da las fuerzas para levantarme mañana a continuar con la lucha diaria de cada día.April 2 2016 EBIIC vigil Lynn GottliebBernie and Jane

This entry was posted in Bernie Sanders, el capitalismo racista, el racismo, la misericordia, los derechos de los inmigrantes and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s